Hay tantos tipos y clases de miel disponibles que es muy habitual que mucha gente nos pregunte cuál es la mejor,  cuál es más pura, cuál está más rica…

Por eso vamos a intentar aclarar un poco estas dudas con una guía básica para entender mejor los tipos de miel.

Es importante decir que todas las mieles, si se han cosechado de manera correcta por el apicultor y se ha manipulado correctamente y evitando procesos como la pasteurización por parte del envasador, son puras, son naturales.

¿Qué clase de miel es la mejor? Eso depende de para qué lo quiere el consumidor. Así por ejemplo, para problemas respiratorios, se aconsejan mieles como la de tomillo o eucalipto debido a sus propiedades. Pero por ejemplo, para problemas digestivos recomendamos una miel como la de romero. Es decir, para elegir una clase de miel exclusivamente por sus propiedades se necesita tener claro para que se quiere.

Aquí puedes leer más sobre las propiedades y recomendaciones de las diferentes clases de miel.

¿Y por su sabor?

En cuánto al sabor… depende de los gustos de cada uno; hay gente que le gustan la mieles suaves o dulzonas y se inclinan por mieles tipo mil flores, romero, cantueso (mieles claras), y gente que prefiere mieles con gusto más fuertes y menos dulces como son las mieles oscuras tipo miel de brezo o de bosque. Todas las mieles son buenas y están buenas, pero hay que tener claro que cada tipo de miel tiene su aroma y sabor y que una miel nos guste más que otra no quiere decir que las que no nos gusten sean de mala calidad, simplemente la preferencia de una miel por su sabor depende del gusto de cada uno.

Hablemos de las flores…

Los tipos de miel depende de la flor o flores de las que han libado las abejas. En España por ejemplo hay tantas clases de miel como tipos de flores existen. No se cosechan las mismas mieles en Andalucía que en Galicia, por ejemplo, ya que ambas comunidades no suelen tener la misma floración;  la clase o tipo de miel depende de la zona y de la floración que hay en el lugar donde se encuentren las colmenas.

Tipos de miel hay muchas dependiendo de la floración de cada lugar y cada clase de miel tendrá su sabor, su aroma y su color particular. Las hay blancas, doradas, oscuras e incluso negras y las hay muy suaves y dulzonas llegando incluso a mieles que dan un toque de amargor.

Pero tipos de miel básicamente hay dos y depende exclusivamente del origen vegetal, es decir, de dónde ha libado la abeja.

Así la miel se clasifica en mil flores – monofloral o miel de melada.

Cuando vemos en el mercado miel denominada miel de mil flores, quiere decir que en su origen botánico no predomina el polen de ninguna floración, sino que esa miel proviene de una diversidad de flores, tantas cómo haya donde se ha cosechado esa miel.

Las mieles monoflorales en cambio son las que vemos con el nombre por ejemplo de miel de brezo, miel de castaño, miel de romero etc. Se denominan monoflorales porque en su análisis polínico predomina el polen de una  floración.

Es muy difícil obtener una miel 100% de una floración, pero cuando el polen de una flor es la que predomina (siempre según los parámetros y las normas establecidas para cada tipo de miel) se denomina miel monofloral. En Galicia, por ejemplo, se cosecha ” miel de castaño” ( entre otras), pues bien, para poder denominarla como miel de castaño debe contener al menos el 80% de polen de la flor del castaño. Los porcentajes para cada tipo de miel monofloral depende del tipo de miel: la miel de romero se suele exigir en torno al 20% de polen de romero, la miel de brezo se exige que en torno al 40% del origen polínico provenga de la flor de los brezos, ésto depende de cada zona dónde se coseche y comercialice la miel.

La miel de mielada es un tipo de miel que no proviene del néctar de flores, proviene de secreciones de frutos de alguno árboles o plantas. Suelen ser mieles oscuras con sabores más intensos y menos dulces que las mieles florales y que presentan un alto contenido en sales minerales. Las más conocidas son las que se venden como “Miel de Bosque” que suelen ser mieles provenientes de secreciones de frutos como la bellota de la encina o del roble.

Esperamos haberles aclarado un poquito el origen de cada tipo de miel.