Si la abeja más fuerte, más grande y la que más tiempo vive se alimenta solo de jalea real será por algo. Se trata de una sustacia segregada por las abejas «nodrizas» jóvenes, de 5 a 15 días de edad. Y es el alimento de las larvas de abeja obrera y zánganos durante sus tres primeros días de vida.

Solo la abeja reina se alimenta de la jalea real durante toda su vida

Propiedades de la jalea real

Es una sustancia muy nutritiva, pastosa, color blanco lechoso, olor ácido y sabor ligeramente amargo y ácido.

Su contenido en proteínas, vitaminas, minerales y compuestos fenólicos, aumentan la energía, reducen el estrés y mejoran el sistema inmunológico.

  • La jalea real tiene un alto contenido en proteínas, lo que contribuye a que aumente y se conserve la masa muscular y al mantenimiento de los huesos.
  • También tiene vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B9, B12 y E. Destaca por su alto contenido de B6, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y a regular la actividad hormonal.
  • En la jalea real encontramos también minerales, como K, Ca, Na, Mg, Zn, Fe y Cu. Su alto contenido de cobre contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso e inmunitario, la pigmentación del cabello y la piel, y la protección de las células frente al daño oxidativo.

¿En qué casos se recomienda el consumo de jalea real?

Se recomienda como vitalizador estimulante y tonificante general, ayuda a mejorar la memoria y la vista. Rebaja el azúcar en sangre y el colesterol, debido al ácido pantoténico, está indicado en caso de úlcera, en particular la de duodeno. Está especialmente recomendada para niños prematuros, personas de edad avanzada y para la astenia.

Se debe tomar el equivalente a un grano de arroz cada día en ayunas y depositándolo debajo de la lengua para que se mezcle bien con la saliva.

Para que la jalea real se conserve en perfectas condiciones debe mantenerse siempre cerrada y en el frigorífico, a una temperatura de entre 0 y 8 grados.