Aunque normalmente asociamos la miel con una taza caliente de leche en los meses más fríos del año lo cierto es que durante el verano podemos seguir aprovechando todos los beneficios que nos ofrece la miel. ¿Cómo? Con bebidas refrescantes, ensaladas frías, batidos de frutas… vamos a recopilar algunas ideas geniales para preparar tus recetas con miel perfectas para los días de más calor.

Bebida refrescante con miel

bebida refrescante con miel

Es una de las recetas más fáciles de hacer y una de las que mejor encajan para una tarde de verano: una bebida refrescante con miel y limón. ¿Qué necesitas?

Solo tienes que calentar un vaso de agua para disolver en él la miel y mezclarlo en una jarra con el resto de ingredientes. Lo dejas reposar y enfriar unas horas en la nevera y tienes lista una bebida muy rica, fresca y con muchas vitaminas.

También puedes sustituir el jugo de limón por trozos de tu fruta preferida (fresas, sandía, kiwi…) y el resultado estará delicioso.

Batido de manzana, plátano y miel

batido de manzana plátano y miel

Mezcla en una licuadora una manzana, un plátano, una cucharada de miel, un vaso de leche y, si te apetece, una cucharada de chía. Así tendrás listo un batido refrescante y muy nutritivo. Una merienda ideal para peques y grandes.

Batido de piña con miel

batido de piña con miel

Seguimos con otra idea para batidos: mezcla en la licuadora una rodaja gruesa de piña, dos cucharadas de miel, un trocito de jengibre (si te gusta) y un poco de agua. Fibra, vitaminas y una combinación de sabores muy rica. ¡Pruébalo!

Ensalada de espinacas con gorgonzola

Vamos con una ensalada con mucho sabor y un contraste muy apetecible. Pon en la base una buena cantidad de espinacas y una pera cortada en trozos. Añade el queso gorgonzola, nueces, dos cucharadas de miel (la de romero encaja de maravilla) y aceite de oliva al gusto. Mezcla bien todos los ingredientes y tendrás una ensalada de contrastes riquísima.

Más ideas de recetas con miel

No podemos dejar de recomendarte este helado de sésamo y miel que nos parece espectacular. También puedes preparar un buen queso curado o semicurado con miel de romero; una macedonia de frutas acompañada con miel, cuajada con miel de brezo… como ves, puedes disfrutar de la miel también durante los meses de verano. ¡Qué aproveche!