Miel, propóleo, polen o jalea real pueden convertirse en buenos aliados para hacer frente al otoño y a la bajada de temperaturas.

Durante los meses de otoño es habitual que aparezcan los resfriados, gripes, tos, irritación de garganta… y nuestro cuerpo agradecerá todo lo que podamos hacer para prevenirlos. Una buena alimentación, lavarnos con frecuencia las manos y el apoyo de algún remedio natural pueden ayudarte a afrontar estas semanas de cambios y preparar nuestro organismo para el frío.

Mejor prevenir que curar

Es importante que aproveches todos los beneficios de la colmena antes de que lleguen esos pequeños problemas de salud. La miel, la jalea real, el propóleo o el polen pueden ayudarte a prevenir esos resfriados o catarros pero para ello, tenemos que incluirlos en nuestra rutina del día a día.

Beneficios de la miel

La miel es una fuente natural de antioxidantes y contiene proteínas, vitaminas (B, C, D, E) y minerales. Además tiene propiedades antibacterianas. Por todo ello, la miel nos ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Miel de tomillo de Zamora

La miel de Tomillo será una gran aliada para prevenir esos catarros y resfriados y también aliviar los síntomas de los mismos.

Nuestra recomendación: añade una cucharada a la leche o al yogur cada día.

Beneficios de la jalea real

Su contenido en proteínas, vitaminas, minerales y compuestos fenólicos, aumentan la energía, reducen el estrés y mejoran el sistema inmunológico.

JALEA REAL

Nuestra recomendación: toma la cantidad equivalente a un grano de arroz al día en ayunas y deposítalo debajo de la lengua para que se mezcle bien con la saliva. Si quieres conocer más a fondo las propiedades de la jalea real te lo contamos todo aquí.

Beneficios del polen

El polen es un reconstituyente natural. Perfecto para los meses de otoño, cuando nos encontramos más cansados, decaídos… el polen nos da fuerza, energía. Aporta muchos minerales (fósforo, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio…) y vitaminas del complejo B, aunque también contiene vitamina D, E y A.

POLEN

Nuestra recomendación es tomar 15-20 gramos diarios (dos cucharaditas pequeñas de café) y para que el cuerpo lo asimile bien y rápido se aconseja tomarlo en ayunas disuelto en agua o zumo natural. Se puede tomar todo el año, pero conviene hacer descansos: por ejemplo tomarlo un mes y descansar 15-20 días y volver a tomarlo durante otro mes. También mucha gente lo toma según la estación: tres meses en primavera y tres meses en otoño.

Beneficios del propóleo

Es un antibiótico natural y uno de los usos más comunes del propóleo es para aliviar problemas de garganta: infecciones, afonía, tos… Mucha gente lo toma durante el Otoño y el Invierno para prevenir catarros, porque aumenta las defensas y fortalece el sistema inmunológico.

Extracto de propoleo Spray de propoleo Monte San Román

En Apícola Monte San Román tenemos dos formatos: spray (perfecto para aliviar esas molestias de garganta o en la boca. Se puede tomar hasta 3-4 veces al día) y extracto (indicado para aumentar las defensas del organismo y fortalecer el sistema inmunológico. Se aconseja tomar durante periodos de tiempo más prolongados. Hay que tomar unas 15-20 gotas una vez al día)

Si quieres conocer todas las propiedades del propóleo te las contamos aquí.