Se acaba el buen tiempo, llega el otoño, los cambios de temperatura y con ellos el típico cansancio, los resfriados… Y si normalmente no nos gusta ponernos malos ni estar bajos de energía, en los tiempos de pandemia que vivimos, aún menos.

La llegada del otoño, con la vuelta a las clases y al trabajo tras el verano es el momento perfecto para iniciar nuevas rutinas y hábitos de vida que nos ayuden a adaptarnos mejor a las bajas temperaturas. Una dieta sana y variada y el ejercicio son las claves para mantenerse con energía y aumentar las defensas.

Pero además, podemos reforzar nuestra alimentación con productos naturales que nos ayudarán a recuperar los niveles de energía adecuados. En esta época del año, el polen y la jalea real son un refuerzo perfecto.

Polen, un vigorizante natural

En nuestro caso, en la zona de Zamora, el polen se suele recolectar durante el mes de mayo. Las abejas cogen ese «polvo» de las flores, van haciendo bolitas y lo transportan en las patas hasta la colmena. Allí tenemos instalada una trampa que se llama cazapolen y que es como un cajón con una rendija colocado en la piquera de la colmena donde, al entrar las abejas, quedan depositadas esas «bolitas» de polen.
Ese producto es el conocido como polen fresco. Pero lo habitual es comercializar el polen seco, deshidratado, que permite una mejor conservación ya que el polen fresco tendría que mantenerse en el congelador. Para llevar a cabo la deshidratación del polen se utiliza un secador de polen (una máquina con bandejas en las que se extiende el polen y con aire caliente se quita la humedad) y así obtenemos el polen seco.

polen

Propiedades del polen

El polen es una fuente de energía. Aporta muchos minerales (fósforo, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio…) y vitaminas del complejo B, aunque también contiene vitamina D, E y A.

Está compuesto por proteínas y aminoácidos, lípidos, azúcares, hidratos de carbono, fibra, sales minerales, compuestos fenólicos y vitaminas, que varían en función del origen botánico. Por eso es un suplemento vitamínico natural y también regula los procesos digestivos.

¿Cómo tomar el polen?

Nuestra recomendación es tomar 15-20 gramos diarios (dos cucharaditas pequeñas de café) en ayunas disuelto en agua o zumo natural. Se puede tomar todo el año, pero conviene hacer descansos: por ejemplo tomarlo un mes y descansar 15-20 días y volver a tomarlo durante otro mes. También mucha gente lo toma según la estación: tres meses en primavera y tres meses en otoño. 

Jalea real, el alimento de la abeja reina

La jalea real es una sustancia segregada por las abejas «nodrizas» jóvenes, de 5 a 15 días de edad. Y es el alimento de las larvas de abeja obrera y zánganos durante sus tres primeros días de vida y de la abeja reina durante toda su vida.

Es muy nutritiva, pastosa, color blanco lechoso, olor ácido y sabor ligeramente amargo y ácido.

Su contenido en proteínas, vitaminas, minerales y compuestos fenólicos, aumentan la energía, reducen el estrés y mejoran el sistema inmunológico.

¿Cómo tomar jalea real?

Se debe tomar el equivalente a un grano de arroz cada día en ayunas y depositándolo debajo de la lengua para que se mezcle bien con la saliva.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si lo prefieres también puedes realizar el pedido por WhatsApp. ¡Escríbenos!